Sin ojos, sin lengua, sin dedos


Sin ojos, sin lengua, sin dedos

¬°Comparte este creepypasta en las redes sociales!

ūüďÖ Publicado 30 de agosto de 2018

Escrito por David Feuling

Tiempo estimado de lectura 5 5 minutos

Hace unos a√Īos, trabaj√© como enfermera en la unidad geri√°trica del hospital de mi ciudad natal. Hab√≠a una anciana con ojos azul p√°lido cuya mente todav√≠a era incre√≠blemente v√≠vida, y su deseo de socializar y hacer nuevos amigos la diferenciaba de la mayor√≠a de las personas que viv√≠an en este ala de la mente. establecimiento. Esta mujer y yo r√°pidamente nos hicimos cercanos por este motivo. Se llamaba Yana, y todav√≠a la extra√Īo todos los d√≠as desde que falleci√≥.

Lo m√°s extra√Īo de Yana no era su acento (que solo pod√≠a llamar vagamente Europa del Este), o su renuencia a hablar sobre su pasado (lo que significa que nunca supe exactamente d√≥nde creci√≥.) No, lo que m√°s me fascin√≥ fue que un extra√Īo joven, severamente mutilado y claramente ciego y tonto, la visitaba todos los d√≠as. d√≠a. Sus manos parec√≠an deformadas, aparentemente erosionadas en cada d√≠gito hasta la primera articulaci√≥n. Pero todas las noches, poco despu√©s de la hora de la cena, los visitaba y se sentaban juntos. A veces le le√≠a o le cantaba con su voz fr√°gil. A veces simplemente se tomaban de las manos en silencio. Finalmente, reun√≠ el coraje para interrogarla sobre este hombre, y en un extra√Īo momento de apertura, ella accedi√≥ a contarme la historia:

"Mi hermana y yo √©ramos los √ļnicos miembros sobrevivientes de nuestra familia despu√©s de la muerte de nuestro padre en 1964. Fue un momento muy dif√≠cil para mi antiguo pa√≠s, y mi padre cay√≥ tan enfermo que finalmente nos vimos obligados a dejarlo morir. de hambre, en lugar de desperdiciar comida para consolarlo porque inevitablemente est√° muerto. Hermana hab√≠a perdido la cabeza poco a poco antes de que todo sucediera, pero pude ver en sus ojos, mientras enterr√°bamos a Padre, que finalmente hab√≠a ido a alg√ļn lugar muy lejos de ella. Recuerdo los cuervos, encaramados en grupos gruesos como co√°gulos de movimiento negro liso, mir√°ndonos en el cementerio desde todos los techos. Nos mudamos a enterrar a Padre r√°pidamente, porque los cuervos estaban tan hambrientos como nosotros …

La hermana comenz√≥ a mendigar en las calles, a veces intercambiando sexo por paseos en la ciudad cercana con la esperanza de que su mendicidad fuera m√°s rentable all√≠. Fue durante estos tiempos terribles que ella concibi√≥ un hijo, un bastardo cuyo padre no conoc√≠a, pero que sin duda era una especie de monstruo depredador. Era el √ļnico tipo de hombre que mi hermana conoc√≠a en ese momento de su vida. El ni√Īo naci√≥ sano, feliz y con una mente brillante que me rompi√≥ el coraz√≥n, porque sab√≠a que pronto los ojos del ni√Īo se ver√≠an como los m√≠os y los de mi hermana. Incluso el d√≠a de su nacimiento, sab√≠a que su inocencia hermosa y alegre no pod√≠a durar.

La hermana no se preocupaba por su hijo como deber√≠a, como Dios y la amabilidad. solicitud que una madre debe cuidar a su hijo. Ella no cambiar√≠a los pa√Īales sucios del ni√Īo, dej√°ndome eso a m√≠, y "olvidar√≠a" darle de comer incluso cuando sus hambrientos gemidos sonaran estridentes y miserables por toda la casa. Finalmente, ella comenz√≥ a rogarle, usando al ni√Īo como accesorio para despertar la simpat√≠a de los extra√Īos. Ella estaba muy feliz cuando √©l se ve√≠a peor, e incluso se quej√≥ una o dos veces de que no pod√≠a cobrar nada en los d√≠as que √©l ten√≠a el dinero. 39, se ve "demasiado saludable".

Nunca puedo olvidar su √ļltimo acto de crueldad contra Vasily (lo nombr√© yo mismo despu√©s de que la hermana no pudiera ser molestada). Era de ma√Īana y hab√≠a estado caminando afuera en nuestro patio para oler el aire. El ni√Īo yac√≠a inm√≥vil en el suelo all√≠, y parec√≠a bastante muerto, manchado como estaba con su propia sangre. Sus peque√Īos dedos de manos y pies estaban negros de congelaci√≥n; La hermana ni siquiera lo hab√≠a envuelto en algo cuando lo hab√≠a acostado unas horas antes en la oscuridad de la noche. Los cuervos, que estaban tan hambrientos como nosotros, hab√≠an arrancado sus hermosos ojos y su lengua de su cuerpo a√ļn vivo. Lo atrap√© con l√°grimas ya corriendo por mis mejillas, pensando que hab√≠a pedido un cad√°ver. Fue solo cuando estaba agitado contra mi pecho que me di cuenta de que pod√≠a ser salvado.

Lo envolv√≠ lo m√°s calurosamente posible y le di comida antes de llevarlo a la casa del √ļnico m√©dico de la ciudad. Casi golpe√© la puerta de entrada con el pu√Īo, y √©l respondi√≥ con el sue√Īo a√ļn en los ojos porque era muy temprano. Lo pagu√© con todas las joyas antiguas de mi madre que hab√≠a podido ocultar a la Hermana a lo largo de los a√Īos. Una hora despu√©s, el m√©dico me dijo que Vasily estar√≠a vivo, pero le pidi√≥ que le permitiera vigilar al ni√Īo por el resto del d√≠a. Le dije que ser√≠a bueno porque hoy ser√≠a un d√≠a ocupado para m√≠. Y de hecho lo fue. Por la noche, romp√≠ la cabeza de la hermana contra una masa aplanada con la sart√©n de hierro fundido de nuestra estufa, obtuve un boleto de tren para el pasaje fuera de nuestro pa√≠s de origen e hice planes para dar Vasily la mejor vida que a√ļn podr√≠a tener.

Vasily mi hijo ahora, no sabe nada al respecto, por supuesto. Solo le dije que hab√≠a sido adoptado lejos de una situaci√≥n en la que probablemente no sobrevivir√≠a. El optimismo alegre que vi en su rostro al nacer a√ļn sobrevive en su coraz√≥n hoy. Hermana, en toda su maldad, solo logr√≥ reprimirla por un tiempo. Y ahora, casi 50 a√Īos despu√©s, todav√≠a visita a su anciana madre todos los d√≠as. "

Ella sonri√≥ con orgullo cuando termin√≥ su historia, y no dijo nada m√°s. Y ten√≠a raz√≥n, Vasily la amaba mucho y no ten√≠a resentimiento en su rostro por sus heridas. Siempre parec√≠a sonre√≠r agradablemente, incluso si (en su ceguera) a menudo no sab√≠a que nadie estaba mirando. La visitaba todos los d√≠as hasta su muerte y le sosten√≠a la mano cuando ella mor√≠a. Sab√≠a por sus interacciones con el personal del hospital que entend√≠a ingl√©s hablado y, por lo tanto, durante el funeral de Yana, le dije que hab√≠a sido amigo suyo. madre. Le dije que era la mujer m√°s maravillosa y maravillosa que hab√≠a conocido. Su sonrisa triste y agradecida se profundiz√≥ y asinti√≥. Su respuesta lleg√≥ en lenguaje de se√Īas.

"Ella estaba."


Cr√©dito: David Feuling (Amazon ‚ÄĘ Gorjeo ‚ÄĘ Facebook ‚ÄĘ Reddit ‚ÄĘ Patreon)

Esta historia fue enviada a Creepypasta.com por otro lector. Para enviar su propia historia de creepypasta para su revisión y publicación en este sitio, visite nuestra página de presentaciones hoy.

Descubra la aclamada trilogía de novelas de David Feuling, El vals del demonio americano, ahora disponible en Amazon.com.

Las tres novelas de la trilogía que se describen a continuación se incluyen en la compilación:

"Bravo Juliet" es un thriller militar de terror de supervivencia y la primera novela del aclamado autor de ficción David Feuling. Cuenta la historia de un soldado de élite que sirve en el proyecto especial del Ejército de los EE. UU .: Acrylic Geist, antes de que la traicionaran y la dejaran por muerta en el desierto de Vietnam devastado por la guerra. Las lesiones brutales, la enfermedad debilitante y la creciente amenaza de Lovecraftian de "The Maw" prueban no solo la voluntad de Bobby de sobrevivir, sino también su comprensión de la razón.

"Testigo de los que esperan" es el segundo libro de la serie "Bravo Julieta". Barbara Balk, la especialista principal, regresa para investigar los laberintos subterr√°neos excavados bajo las ciudades y calles de Kosovo. Desde que ingres√≥ al cementerio de Ngordhje, se ha enfrentado a los horrores de los muertos vivientes y los antiguos males en su b√ļsqueda por regresar a la superficie con respuestas.

"Vechnaya L'Vitsa" enfrenta a la cabo Barbara Balk contra nuevos enemigos en las profundidades del puesto avanzado estadounidense del Comando Encubierto (USCCO) # 241. A la cabeza de un equipo de seis soldados y acusados ‚Äč‚Äčde defender la s√ļper arma experimental LISEMEC hasta que est√© lista para disparar, ¬Ņpuede Bobby mantener el asedio el tiempo suficiente? Su determinaci√≥n ser√° puesta a prueba por las fuerzas sobrenaturales, el sabotaje enemigo y el vasto desierto ant√°rtico.

Tenga en cuenta esta historia:

¬°Comparte este creepypasta en las redes sociales!

Declaraci√≥n de derechos de autor: A menos que se indique expl√≠citamente, todas las historias publicadas en Creepypasta.com son propiedad (y copyright de) sus respectivos autores, y en ning√ļn caso pueden ser narradas o interpretadas.

Deja un comentario